CARISMA

Es un Don del Espíritu que nos impulsa a partir de la experiencia que tuvo Cristo del Padre, a continuar su misión de evangelizar a los pobres (Lc 4,18-19). La realizamos según el ideal de nuestro Padres Fundadores, sirviendo con amor a la Iglesia, impulsada por la oración y el sacrificio, a ejemplo de Santa Teresa del Niño Jesús en actitud de pobreza y amor filial al padre.

ESPIRITUALIDAD

Vivimos el Camino de Infancia Espiritual, según la doctrina de nuestra patrona Santa Teresa del Niño Jesús, que se expresa en actitudes de humildad, sencillez, confianza y abandono; de amor y entrega disponible, que brotan de la experiencia del amor misericordioso de Dios.
Insertas a la Orden del Carmen, nuestro espíritu es contemplativo-apostólico-mariano.
La vida del Carmelo la vivimos en silencio contemplativo, en comunión fraterna y apostólica, para la construcción del Reino.
Consideramos  como Madre, Maestra y Modelo de unión con Dios y apertura a los hermanos a la Santísima Virgen del Monte Carmelo.
Nuestros Patronos: Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz, San José, San Francisco Javier, Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz.

APOSTOLADO

Somos mujeres consagradas que partimos de la experiencia del amor misericordioso de Dios, para acompañar procesos de evangelización desde una opción por los pobres.
· Pastoral educativa
· Misiones
· Pastoral indígena
· Pastoral social
· Pastoral de la salud
· Nuevas formas de evangelización
· Promoción humana
· Pastoral parroquial